top of page
  • Foto del escritor@CarlosPennaC

El Triunfo de Claudia Sheinbaum en las Elecciones Presidenciales de México

  • Su capacidad para lograr unir o no a una población diversa bajo una misma visión de futuro será el testimonio de su gobierno.


  • Como sociedad, debemos estar atentos y vigilantes para asegurar que quienes ahora detentan el poder no se dejen llevar por él, recordando siempre que el poder transforma, y el poder absoluto transforma absolutamente.


Exit Poll_(02 jun 2024) Presidente (1)
.pdf
Descargar PDF • 1.58MB

El pasado 2 de junio de 2024, México vivió una jornada electoral trascendental con la elección presidencial. Los resultados preliminares de la encuesta de salida llevada a cabo por @RoyCampos presidente de Mitofsky revelan una victoria contundente para Claudia Sheinbaum,. Este resultado no solo refleja una clara preferencia por Sheinbaum, sino también un apoyo significativo que trasciende diversas demografías y niveles socioeconómicos.


Uno de los aspectos más destacados de esta elección es el respaldo que Claudia Sheinbaum recibió de todos los niveles socioeconómicos.


En un país donde las diferencias económicas suelen marcar líneas divisorias en las preferencias electorales, Sheinbaum logró unificar a los votantes de distintas clases. Entre aquellos con nivel socioeconómico alto, el 5.9% votó por ella, mientras que en el nivel medio alcanzó el 41.0% y en el nivel bajo el 53.1%. Este amplio apoyo demuestra que sus propuestas resonaron con una gran parte de la población, independientemente de su situación económica.


Además, la preferencia por Sheinbaum se reflejó en ambos géneros. El 52.5% de los hombres y el 47.5% de las mujeres eligieron a Sheinbaum, subrayando su capacidad para atraer a una base diversa de votantes. En cuanto a la distribución por edad, fue la opción preferida en todos los grupos etarios: el 28.7% de los jóvenes de 18 a 29 años, el 42.8% de los adultos de 30 a 49 años, y el 28.5% de los mayores de 50 años votaron por ella. Este respaldo intergeneracional indica una visión compartida de progreso y cambio.


La educación también jugó un papel crucial en estas elecciones. Entre los votantes con primaria o menos, el 24.1% apoyó a Sheinbaum. En el grupo de secundaria y preparatoria, obtuvo un significativo 59.5%, y entre aquellos con estudios universitarios y más, alcanzó el 16.4%. Esta distribución muestra que su mensaje de inclusión y desarrollo resonó ampliamente.


Geográficamente, el apoyo a Sheinbaum fue notable tanto en áreas urbanas como rurales. En las zonas urbanas, el 79.7% de los votantes se inclinaron por ella, mientras que en las rurales, el 20.3%. Este equilibrio refleja una campaña que supo dirigirse tanto a las necesidades de las grandes ciudades como a las de las comunidades más pequeñas y rurales.


Otro aspecto relevante es la percepción de los votantes sobre temas clave como la economía y la seguridad. A pesar de que el 55.0% de los encuestados considera que la economía está mal, Sheinbaum logró captar el 41.4% de aquellos que opinan que la economía está bien, y el 62.9% de quienes perciben la seguridad como buena también la apoyaron. Este contraste destaca su capacidad para atraer votantes a pesar de las preocupaciones económicas, subrayando su promesa de mejorar estas áreas críticas.


La influencia de los programas sociales tampoco puede ser subestimada. El 41.9% de quienes reciben beneficios de estos programas votaron por Sheinbaum, lo que refleja un respaldo a sus políticas de bienestar social. Entre quienes no reciben dichos beneficios, el apoyo fue aún mayor, alcanzando el 50.6%.


En conclusión, los resultados de la encuesta de salida no solo señalan una victoria clara para Claudia Sheinbaum, sino también un respaldo transversal que incluye a diferentes géneros, edades, niveles educativos y socioeconómicos.


Su capacidad para lograr unir o no a una población diversa bajo una misma visión de futuro será el testimonio de su gobierno.


Sin embargo, este respaldo amplio y diverso presenta el reto de administrar el poder con responsabilidad. Como sociedad, debemos estar atentos y vigilantes para asegurar que quienes ahora detentan el poder no se dejen llevar por él, recordando siempre que el poder transforma, y el poder absoluto transforma absolutamente.








Comments


bottom of page